Usted está en: Inicio / Espondilosis Cervical

Espondilosis Cervical

espondilosis-cervical


Degeneración del cuello


Contenido


¿Qué es?


Es una condición degenerativa que envuelve las vértebras y los discos intervertebrales del la parte del cuello.


También se le conoce como osteoartritis o artritis cervical, una condición que ocurre tanto en hombres como mujeres después de los 40 años.


Esta enfermedad se desencadena gracias a la degeneración crónica de la columna vertebral en su parte cervical, es decir de sus discos, sus vértebras y articulaciones, dando origen a espolones que son crecimientos anormales del hueso.


Estos cambios pueden ocasionar en el futuro la compresión de raíces nerviosas lo que conlleva a problemas tales como cambios en la sensibilidad, perdida de fuerza y dolor en el cuello, los brazos, la mano o los dedos.


Conforme el problema se hace más crónico, la espondilosis cervical puede llegar a afectar no solo los brazos sino también las piernas.


Las principales causas y factores de riesgo de este padecimiento son:



Síntomas

  • Debilidad en el brazo, la mano o los dedos.
  • Dolor de cuello que irradia hacia el brazo.
  • Dolores de cabeza.
  • Disminución de la sensibilidad o sensaciones anormales (parestesias) en el hombro, brazo, mano o dedos.
  • Rigidez de cuello
  • Desequilibrio.
  • Mareos


Exámenes de diagnóstico

  • Radiografía de columna cervical
  • TAC
  • Mielografía
  • Electromiografía

Volver arriba



Tratamiento


El tratamiento en este caso se enfoca hacia la reducción del dolor y la prevención de complicaciones  mayores como la lesión permanente de la columna cervical.


El tratamiento incluye:

  • Inmovilización de cuello
  • Tratamiento farmacológico con AINES o esteroides
  • Modificaciones en el estilo de vida
  • Terapia Física



Tratamiento con terapia física


La fisioterapia utiliza para tratar la espondilosis cervical:

  • Ejercicios isométricos de los músculos del cuello.
  • Estiramiento gentil de la musculatura de la zona.
  • Tracciones cervicales.
  • Manipulación manual del cuello.
  • Uso de corrientes exponenciales en caso de disminución severa de la acción del nervio.
  • Magnetoterapia.
  • TENS para aliviar.
  • Agentes físicos para relajar los músculos del cuello y disminuir el dolor.

Volver arriba





Regresar de Espondilosis Cervical a Terapia Física