Usted está en: Inicio / Tendinitis Patelar

Tendinitis Patelar

tendinitis patelar


Rodilla del Saltador


Contenido


¿Qué es la tendinitis patelar?tendinitis patelar



La tendinitis patelar es la inflamación del tendón patelar o  rotuliano, que conecta la rótula con el hueso de tibia.

También se le conoce con el nombre de “rodilla del saltador” y es común que se presente en aquellas personas que practican deportes involucrados con saltos como el baloncesto o voleibol, aunque también la pueden presentar aquellos que practiquen ciclismo, fútbol o atletismo.



Causas de la tendinitis patelar


Hay ciertos factores que se asocian a ésta lesión. Entre ellos cabe mencionar:

  • Patela alta: la patela se encuentra en una posición más alta que lo normal.

  • Debilidad de la porción interna del cuádriceps (es decir, del músculo vasto oblicuo medial).

  • Falta de flexibilidad de los músculos que se insertan cerca de la fosa poplitea o en la misma patela.

  • Practica de deportes en los que hay que realizar saltos.

  • Traumatismos directos sin tratamiento adecuado.

  • Sobreuso de la rodilla.

  • Fatiga muscular.

Volver arriba


Síntomas de la tendinitis patelar


Los síntomas que sufren quienes tienen esta lesión son:

  • Dolor en la parte inferior de la rótula.

  • Inflamación  del tendón.

  • Dolor al correr,  saltar o caminar.

  • Dolor al subir o bajar gradas.

  • Dolor después de estar sentado periodos prolongados.

  • Dolor caminar y detenerse súbitamente.

  • Dolor al doblar o al enderezar la pierna.

  • Aumento de la sensibilidad por detrás de la rótula


Tratamiento


El tratamiento de la tendinitis patelar es, generalmente conservador y responde muy bien a la fisioterapia.


Nunca debe de inyectarse el tendón rotuliano  con cortisona ya que se  debilita y aumenta el resigo de rupura

En terapia física utilizamos los siguientes métodos de tratamiento en el caso de una tendinitis patelar:

  • Reposo  controlado con aplicación de crioterapia y Ultrasonido pulsado para controlar la inflamación.

  • TENS para ayudar a disminuir el dolor.

  • Microcorrientes para controlar inflamación, reducir dolor y ayudar a sanar el tejido  involucrado en la lesión.

  • Criomasaje.

  • Vendaje funcional para controlar inflamación si fuera necesario.

  • Fortalecimiento del vasto interno.

  • Estiramiento de cuadriceps e isquiotibiales.

  • Ejercicios excéntricos del cuadriceps.

  • Fortalecimiento de dorsiflexores de tobillo que suelen estar debilitados en estos pacientes.

La cirugía se realiza cuando el tratamiento conservador no dio resultado y la tendinitis patelar ya es crónica. Se hace una artroscopia  de  rodilla y posteriormente se hace una incisión sobre el tendón patelar y se procede con la cirugía ortopédica.

Volver arriba





Regresar de Tendinitis Patelar a Terapia Física