Usted está en: Inicio / Shiatsu

Shiatsu

bursitis


Una terapia desde Oriente


Contenido


¿Qué es el shiatsu?


El shiatsu es una técnica de terapia manual  creada en Japón hace más de cinco mil años, que parte del principio de que el cuerpo puede curarse a si mismo.


Esta forma de terapia oriental utiliza la presión de los dedos, manos y codos sobre puntos específicos del cuerpo para fomentar el flujo de energía y así el organismo pueda resolver el problema que sufre.


Es una terapia totalmente manual y no tiene efectos secundarios. Actualmente es muy popular y día con día gana seguidores ya que se ha dado a reconocer por ser una terapia curativa natural, sencilla y efectiva que ayuda a mantener o mejorar el bienestar:

  • Físico
  • Mental
  • Emocional



¿Cómo funciona el shiatsu?


Consiste en ejercer una presión  suave sobre puntos del cuerpo muy específicos, enfatizándose a ambos lados de la columna vertebral.


Esta presión se coordina con la respiración del paciente para conseguir relajación y dejar fluir la energía, equilibrando la misma en cada órgano del cuerpo.


Para los estudiosos de este tema, nuestro cuerpo tiene  más de 1.500 meridianos que se encargan de transportar la energía a cada rincón de él.  Cuando la persona experimenta un proceso de enfermedad, se bloquea este transporte haciendo que la persona termine por sentirme peor.


Para los orientales, si se reestablece el flujo correcto de la energía y se eliminan los obstáculos que lo impedían, el paciente puede sanar y aliviar sus males.


Para aplicar el masaje shiatsu se utilizan las palmas de las manos para aplicar presión, junto con los dedos, los codos, los antebrazos, las rodillas o los pies. No se usan cremas ni aceites.


Para  movilizar  de manera energética se realizan estiramientos, rotaciones, fricciones, rodamientos o percusiones.


La sesión de shiatsu dura una hora y estimula la capacidad del cuerpo de autocurarse de forma natural.

Volver arriba



Indicaciones del shiatsu


Este masaje oriental, resulta muy efectivo en casos de:

  • Alteraciones del sueño
  • Ansiedad
  • Fatiga crónica
  • Depresión
  • Estrés
  • Dolores de cabeza
  • Dolores crónicos o agudos
  • Ciática
  • Lesión muscular
  • Reumatismo
  • Trastornos digestivos o circulatorios
  • Desequilibrio emocional
  • Problemas respiratorios
  • Estreñimiento
  • Desórdenes metabólicos



Otros beneficios generales del shiatsu


Aparte de curar males, el esta terapia también:


  • Mejora el tono muscular
  • Da claridad de pensamiento
  • Mejora la concentración
  • Mejora la circulación sanguinea y linfatica
  • Facilita el parto
  • Ayuda a mejorar la postura



Contraindicaciones del shiatsu

Volver arriba



Una sesión de shiatsu


El terapeuta y el paciente se vistan con ropas cómodas, ojala de algodón. El paciente no necesita desvestirse y debe permanecer sobre el suelo o sobre una superficie no muy suave o blanda.


El lugar donde se lleva a cabo debe ser una habitación amplia y con buena ventilación.
Se puede oír música o trabajar en silencio.


El encargado de la sesión realiza una movilización corporal y energética para reconocer las causas del problema. Ejerce una presión moderada con sus dedos, justa para proporcionar calor a la zona.


Es común que luego de la sesión el terapeuta y el paciente comenten como se sienten y  el bienestar le durará al paciente varias horas o días.

Volver arriba





Regresar de Shiatsu a Terapia Física