Usted está en: Inicio / Relajación Corporal

Relajación Corporal

relajacion


Una necesidad!


Contenido



La relajación es una práctica que se sigue utilizando de una forma amplia como tratamiento en si misma o como coadyudante con otras técnicas.


A la relajación se la ha llamado la aspirina de la psicología y ha sido empleada para todo con más o con menos éxito. De hecho  en la literatura científica existe cada vez mas evidencia de la eficacia de los  procedimientos de la relajación.


Las investigaciones han demostrado la eficacia de los procedimientos de la relajación (incluyendo la relajación muscular progresiva, la hipnosis, la meditación y el entrenamiento autógeno) en el tratamiento de muchos problemas relacionados con la tensión, tal como el insomnio, dolores de cabeza, cuello y espalda, hipertensión esencial, asma bronquial y estrés en general.


Los métodos de relajación se utilizan también como tratamientos complementarios en muchas condiciones como por ejemplo:

  • La ansiedad de hablar en publico,
  • Las fobias,
  • La ansiedad intensa,
  • Síndrome de colon irritable,
  • Dolor crónico
  • Disfunciones sexuales.

Dentro del término de relajación se incluyen no solo una técnica, sino varias formas de hacer o de influir sobre la tensión y la ansiedad.



El lugar para realizar la relajación


El mejor consejo en referencia  al lugar de práctica es el sentido común. Así, se evitaran en medida de lo posible los estímulos auditivos y visuales. (poco ruido, poca luz).


En general las condiciones del lugar donde realizar la sesión de relajación tiene que cumplir los siguientes tres requisitos mínimos:

  • Ambiente tranquilo, lejos de estímulos exteriores perturbantes.
  • Temperatura adecuada. Para facilitar la relajación es necesario que la temperatura no sea ni alta ni baja
  • Luz moderada. Es importante que en la habitación se mantenga una luz tenue

Volver arriba




La posición para la relajación


La persona debe tomar la posición en la cual se sienta más cómodo, tranquila, sin molestias ni dolor. Esta posición además le debe permitir respirar de manera profunda y suave.


Se recomiendan tres posiciones generales:

  1. Tendido sobre una cama o un diván con los brazos y las piernas ligeramente en angulo y apartados del cuerpo.

 

  1. En un sillón cómodo y con brazos, en este caso es conveniente que se usen apoyos para nuca y pies.

  1. Sentados en un taburete o banqueta sin respaldo. En lo que se conoce como la posición del cochero, descansando la parte superior del cuerpo sobre la región dorso lumbar.




La ropa


La vestimenta ideal para la sesión es aquella que es fresca y libre.
No se debe utilizar ropa ajustada, ya que pueden ser una tensión extra.


Se recomienda no usar las gafas o anteojos. Tampoco son necesarios los zapatos, fajas, cinturones, sujetadores, entre otros.


Es buena práctica que la ropa sea de algodón, que permita la transpiración y se sienta bien en el contacto con la piel.


Como recomendación se extra se habla del uso de ropa blanca para aumentar los niveles y la sensación  de relajación.

Volver arriba


La Respiración


Un control adecuado sobre nuestra respiraciones una de las estrategias más sencillas para hacer frente a las situaciones de estrés y manejar los aumentos en la activación fisiológica provocados por estas.


Unos hábitos correctos de respiración son muy importantes porque aportan al organismo el suficiente oxigeno para nuestro cerebro. El ritmo actual de vida favorece la respiración incompleta que no utiliza la capacidad de los pulmones a totalidad.


Algunos ejercicios de respiración:

  • Inspiración abdominal: Colocar una mano en el vientre y otra en el estomago. Al respirar se debe percibir el movimiento de la mano en el vientre pero no en el estomago.  Al principio puede parecer difícil, `pero al cabo de 15 o 20 min se controla.



  • Inspiración abdominal, ventral y costal: La persona al inspirar debe llenar primero de aire la zona del abdomen, luego del estomago y el pecho por último.


  • Espiración: Es continuación del ejercicio anterior. Al espirar se deben cerrar los labios de forma que al salir el aire se produzca un resoplido. Debe ser pausada y controlada.



Ejercicio de relajación muscular


Relajación Muscular Progresiva: Esta técnica fue creada por Edmund Jacobson, de ahí que también es conocida como Relajación de Jacobson.  Este método pretende un  aprendizaje de la relajación progresiva de todas las partes del cuerpo.

Volver arriba







Regresar de Relajación Corporal a Terapia Física