Usted está en: Inicio / Psoriasis

Psoriasis

psoriasis


Placas escamosas en la piel


Contenido


¿Qué es?


La psoriasis es una enfermedad crónica de la piel. Produce placas de lesiones escamosas, estas se inflaman y se engrosan; pueden describirse como  zonas rojizas de piel cubiertas por escamas platinadas.

Esta condición patológica de la piel se caracteriza por afectar negativamente la vida de los pacientes con un fuerte impacto en su calidad de vida debido a sus síntomas, los cuales atacan principalmente zonas del cuerpo como cuero cabelludo, codos, rodillas o espalda.

 

La enfermedad no es contagiosa ni mantiene relación con el cáncer de piel.


Se estima que alrededor de un 3% de la población sufre de psoriasis, la cual suele atacar con mayor incidencia a personas en la segunda década de vida, aunque el rango de aparición varia de los 15 a los 35 años y  afecta por igual a hombres como a mujeres.

Volver arriba





¿Qué causa la psoriasis?

La causa de la psoriasis es desconocida.  Se habla de que la influencia genética tiene mucho que ver.

Se cree además que este factor genético que la desencadena se debe a alguna de las siguientes relaciones:

  • Gran agregación familiar (muchos familiares también padecen la enfermedad)
  • Gemelos monocigotos
  • La persona tiene un HLA (antigeno leucocitario humano especifico) que la lleva a padecer psoriasis, como el HLA-CW6  o el HLA-DR7. Se sabe también que ciertos antigenos hacen que se padezca de un tipo u otro de psoriasis como el HDL-B27  que provoca una psoriasis más precoz.

 

Pero además de la genética, se sabe que hay otros factores que pueden desencadenar la psoriasis, tales como:

  • Traumatismos, luego de algún golpe o rasguño pueden aparecer las placas  en la piel típicas de la enfermedad.
  • Infecciones respiratorias
  • Reacciona a ciertos medicamentos
  • Estrés
  • Clima frío
  • Exposición al sol
  • Hipocalcemia
  • Alcoholismo
  • Trastornos endocrinos.


Volver arriba



Síntomas de la psoriasis
psoriasis-brazo

Las lesiones que causa la psoriasis son muy típicas y dificultan en mucho la vida de quien la padece. Inclusive muchas personas deben eliminar actividades de su vida como ciertos deportes o actividades recreativas como ir  a la playa, broncearse o disfrutar de un almuerzo al aire libre.

Claro,esto depende en gran medida del tipo  de psoriasis  que padezca y gravedad de la misma.


Dentro de las manifestaciones clínicas de la psoriasis encontramos:

  • Placas de color rojizo inflamadas en la piel. A veces da la sensación de que la piel esta muy reciente, como cuando se cae un grano y la piel queda muy rosada.

  • Estas placas se cubren por unas escamas  de color plateado.

  • Las placas o papulas tienen el signo de “la mancha de cera”, que quiere decir que al rascar la lesión se desprenden las escamas, similar a una vela.

  • Fenómeno de la membrana epidérmica o "membrana de Duncan-Dulckley": tras desprenderse las escamas, aparece una película transparente que recibe este nombre.

  • Signo del rocío sangrante o "signo de Auspitz": Al aparecer el fenómeno de la membrana epidérmica, aparecen pequeñas bolitas llamadas petequias debido al daño vascular.

  • Alteraciones en las uñas

  • Evolución por brotes. Es decir, que la enfermedad alterna con épocas de mayor y menor actividad.

  • Prurito o picazón


Volver arriba



Tipos de Psoriasis

  1. Psoriasis discoide o en placas:
  2. Psoriasis en gota: Se presenta en niños en forma de gotas en la piel.
  3. Psoriasis pustulosa: Este tipo aparece con pustulas o ampollas llenas de pus.
  4. Eritrodermia psoriasica: Es la forma más grave, en la que se afecta más del 70% de la piel.
  5. Artritis psoriasica: Cuando además de la piel afecta las articulaciones.




Tratamiento fisioterapéutico  de la psoriasis

Existen medidas generales para disminuir las molestias  y la gravedad de la psoriasis como por ejemplo disminuir el consumo del alcohol, usar jabones de alquitrán o acido salicílico, reposo y dieta equilibrada por supuesto.  Evitar la exposición al sol y el rascado, también dan buenos resultados.

Es importante para evitar las recaídas controlar el nivel de estrés con sesiones de relajación corporal o relajación muscular progresiva y sesiones de masaje terapéutico relajante.

La terapia física también ayuda con la aplicación de Fototerapia, específicamente en su modalidad de Rayos Ultravioleta.

La exposición a la luz ultravioleta en  cantidades controladas de rayos ultravioletas artificiales, como UVA o UVB, son utilizadas en este tratamiento por sus buenos efectos terapéuticos.

En todo caso deben extremarse las precauciones, limitar el tiempo de exposición, la frecuencia de repetición y evitar que la radiación alcance los ojos.

Se puede aplicar los UV A  con psoraleno para que los efectos sean mayores,  si se decide usar UV B no se requiere de psoraleno, pues estos son mucho más energéticos que los A.

El efecto bactericida y regenerativo de los rayos ultravioleta es ideal para combatir la psoriasis.


También se puede utilizar Rayos infrarrojos con efecto antiinflamatorio. Se recomiendan los IR B, que tienen más absorción superficial y en condiciones crónicas de la psoriasis y nunca cuando el paciente este en crisis.


Cuando se trate de artritis psoriasica, se dará el tratamiento similar al de una artritis reumatoide con ejercicios y agentes físicos para disminuir el dolor y la inflamación



Volver arriba





Regresar de Psoriasis a Terapia Física