Usted está en: Inicio / Luxación

Luxación

Luxación


La abartrosis


¿Qué es una luxación?


Una luxación o dislocación es toda lesión cápsulo-ligamentosa con pérdida permanente del contacto de las superficies articulares, que puede ser total (luxación) o parcial (subluxación). En términos clínicos se conoce como abartrosis o abarticulación.

Se produce cuando se aplica una fuerza extrema sobre un ligamento produciendo la separación de los extremos de dos huesos conectados.


El hombro es la articulación más propensa a las luxaciones



Síntomas

  • Dolor intenso, que además aumentará conforme intentemos mover la zona
  • Impotencia funcional inmediata y absoluta
  • Hinchazón o Inflamación
  • Deformidad
  • Si no hay rotura cápsulo-ligamentosa aparece un hemartrosis (sangre dentro de la cavidad articular).

Volver arriba



Diagnóstico

Se hace mediante una exploración radiológica en los dos planos, en la que se ve la pérdida de contacto permanente de las superficies articulares, total o parcial. Si bien, en muchísimas ocasiones se evidencia por signos externos como deformidad, posturas especiales, etc. como el hombro en charretera en el caso especifico de la luxación de hombro.

Las subluxaciones son muy frecuentes en enfermedades genéticas que afectan al tejido conectivo como el Síndrome de Ehlers-Danlos y el Síndrome de Hiperlaxitud articular



¿Qué hacer en caso de una luxación?


Cuando ocurra una luxación o se sospeche de ella, lo primero que debe hacerse es:

  • Inmovilizar la articulación afectada.
  • Aplicar hielo sobre la zona de la lesión para producir analgesia.
  • Reposo absoluto de la zona.
  • Cuando una persona presenta una luxación, no intentaremos colocar el miembro afectado en su lugar bajo ningún concepto, y tampoco administraremos ningún medicamento.

Volver arriba



Abordaje Fisioterapéutico en las luxaciones

Una vez se inicia el tratamiento de fisioterapia, hay una exploración completa del paciente y valorar el estado de la articulación afectada. Puede suceder que, aunque venga diagnosticado como una luxación y que el fisioterapeuta piense que pueda haber una inestabilidad, encuentre una articulación rígida (debido a la inmovilización, las complicaciones u otros factores asociados). Entonces deberá tratar por la rigidez buscando un aumento del arco articular,disminuyendo el dolor, etc. También se puede presentar como una articulación inestable y entonces habrá un buen refuerzo muscular dirigido.

Las reacciones fisiológicas de la luxación articular son el edema, el espasmomuscular y el dolor. El tratamiento irá encaminado a resolver esto y
recuperar la funcionalidad de la articulación. Por tanto, independientemente del diagnóstico médico, el tratamiento de fisioterapia irá en función de la exploración fisioterapéutica.

El objetivo principal del tratamiento de fisioterapia en las luxaciones es reeducar la sensibilidad articular para que sea capaz de evitar nuevas
lesiones, mediante:

  1. Disminución del dolor y del edema
  2. Aumento de la amplitud articular
  3. Refuerzo muscular dirigido
  4. Reeducación propioceptiva

 

Para disminuir el dolor, podemos emplear las siguientes técnicas:

Para disminuir el edema, se pueden realizar las siguientes aplicaciones terapeuticas:

  • Elevación
  • Ejercicios activos distales
  • Baños de contraste
  • Masaje de retorno venoso / antiedema / drenaje linfático
  • Tratamiento postural

 

Para aumentar la amplitud articular se puede llevar a cabo lo siguiente:

  • Ejercicios activos-asistidos
  • Movilización pasiva únicamente en los casos de mucha limitación
  • Movilización activa de las articulaciones adyacentes
  • Hidroterapia
  • Ejercicios pendulares de Codman y Ejercicios periescapulares, en caso de luxación gelno-humeral.

 

Para trabajar el refuerzo muscular dirigido practicaremos en las sesiones de fisioterapia:

 

Para realizar la reeducación propioceptiva,  Buscaremos el control muscular de la estabilidad articular para evitar problemas de inestabilidad y de recaídas. El objetivo es pues la reprogramación del control muscular para que sea capaz de estabilizar activamente la articulación. Habitualmente este proceso se
hace en tres fases:

  1. reeducar la sensación de posición articular
  2. reeducar la estabilización dinámica de la articulación
  3. reeducar el control neuromuscular reactivo.

Volver arriba






Regresar de Luxación a Terapia-Física.com