Usted está en: Inicio / Lesiones por Esfuerzo Repetitivo

Lesiones por Esfuerzo Repetitivo

terapia fisica


Secuelas del Trabajo


Contenido



 

LER: Algunas actividades realizadas rutinariamente pueden causar lesiones en nuestro cuerpo. Realizar tareas como tocar un instrumento, hacer oficio o  digitar por ejemplo, pueden ser detonantes para sufrir de lesiones por esfuerzos repetitivos.

Los movimientos constantes que hacemos diariamente con algún segmento del cuerpo provocan problemas físicos, que a la larga, pueden ser muy graves.

Una articulación expuesta a un excesivo movimiento articular produce una LER


Las áreas predilectas donde estas lesiones aparecen son: codos, hombros, rodillas, talones o manos.


Es común que la persona afectada sienta dolor, inflamación, sensación de quemazón o pellizcos en la zona.

Volver arriba


¿Quiénes están en riesgo de padecer una lesión por esfuerzo repetitivo?

Las lesiones por esfuerzo repetitivo aparecen generalmente en personas que tienen una musculatura débil, ya que en estos casos el cuerpo tiene menor capacidad para resistir y soportar trabajo, entonces el cuerpo va reciclando microtraumatismos que en cualquier momento se convierten en una lesión dolorosa e incapacitante.

 

Para agravar la situación, existen labores que hacen más susceptible a la persona de sufrir una lesión por esfuerzo repetitivo.

Ejemplo de esto, es el grupo de las secretarias, quienes debido a su tipo de empleo, se encuentran muy vulnerables a sufrir Túnel Carpal o Lumbalgia, solo por mencionar los principales.


Quienes trabajan en maquilas o son choferes, también están en riesgo ya que cumplen labores en una postura extenuante y además su trabajo les exige movimiento repetitivos que con el tiempo llegan a automatizarse, lo cual dentro de unos años les provocara molestias a nivel articular y muscular, al igual que sucede con las personas que trabajan empacando, sellando o cortando dentro e procesos de producción.


Incluso, la frecuencia de las lesiones por esfuerzo repetitivo están incluyéndose en la vida de jóvenes y adolescentes, que a pesar de que aún no trabajan, pasan gran parte de su tiempo en un continuo uso de la computadora o juegos electrónicos, lo que los conlleva a pasar sentados o en posiciones desfavorables para la columna vertebral y cuello durante la mayor parte del día, además, de mantener un uso excesivo de los dedos de sus manos y muñecas.

Volver arriba




Combatiendo las lesiones por esfuerzo repetitivo


A pesar de que las responsabilidades diarias de quehaceres hogareños o laborales, nos piden constantemente movimientos constantes y dañinos para nuestras articulaciones y músculos, existen formas para prevenir una lesión o para evitar el  progreso si es que la lesión ya existe.

Dentro de estos cuidados encontramos:

  • Estiramiento: Se recomienda que cada hora, se tomen unos pocos minutos para realizar estiramiento de diferentes zonas del cuerpo, en especial aquellas que estén siendo más afectadas. Realice cada estiramiento por un periodo de 15 a 30sg.

  • Practicar con constancia un deporte o actividad física: Realizar alguna de estas opciones, hace que nuestros músculos, articulaciones y huesos estén fuertes, resistentes y en buen estado. Así, aumenta su capacidad de trabajo.

  • Luego del trabajo, tome un baño caliente para relajar la musculatura.

  • Procure una alimentación que le de energía a su organismo.

  • Si su trabajo le exige estar sentado, separe 1 min. al menos cada media hora para ponerse de pie y mover las piernas, así mejora la circulación y disminuye el dolor de espalda.

  • Ergonomía en el trabajo. Ya que dejar de hacer actividades repetitivas a lo largo del día es imposible, se recomienda el uso de métodos económicos en la oficina en artículos como el escritorio, el Mouse, el teclado, la silla, entre otros muebles.

  • Utilizar dispositivos como fajas o cinturones es un buen medio para evitar lesiones en la espalda, sobretodo en esas personas que trabajan cargando peso.

  • Realizar sesiones de calentamiento y estiramiento previo, así como también después de la actividad es uno de los puntos básicos para combatir lesiones por esfuerzo repetitivo.

  • Utilizar calzado especial de acuerdo al tipo de actividad, puede evitar dolencias.


Recuerde que su principal herramienta de trabajo es su propio cuerpo, cuídelo!


Volver arriba






Regresar de Lesiones por Esfuerzo Repetitivo a Terapia Física