Usted está en: Inicio / Hiperlordosis

Hiperlordosis

hiperlordosis


Curvatura aumentada de la zona lumbar


Contenido



¿Qué es la hiperlordosis?


Enmarcada dentro de las alteraciones más frecuentes de las curvas naturales de la columna vertebral, la hiperlordosis lumbar a veces provoca fuertes dolores y disminuye la capacidad de realizar actividades de la vida diaria.

Si vemos un cuerpo de perfil, observamos cómo, en un principio, la columna no se presenta como una estructura absolutamente recta (algo que sería también una alteración en su alineación), sino que presenta ciertas curvas que se consideran normales. La definición de las mismas vendrá dada por su parte convexa (en un cuenco la parte cóncava es la que podríamos llenar y la parte convexa sus paredes externas).
columna vertebral

Encontramos cuatro divisiones: cervical (cuello), dorsal o torácica (parte media de la columna), lumbar (zona media-baja) y sacra (la región más baja). La cervical y la lumbar presentan una curva en convexidad hacia la parte anterior del tronco que se denomina lordosis, y la dorsal y sacra una curva en convexidad hacia la parte posterior del tronco que es la cifosis.


Cualquier aumento o disminución en las curvaturas se considera una alteración de la alineación normal y, en este caso, una hiperlordosis lumbar es un aumento de la curvatura en convexidad anterior de esta zona.


El ejercicio con el método Pilates ayuda  a reducir los efectos  de la hiperlordosis haciendo hincapié en determinados ejercicios que favorecen su corrección.

Volver arriba



Corrección de la hiperlordosis


El simple hecho de conseguir una buena activación abdominal ya está sirviendo para corregir la posición en hiperlordosis lumbar. Esto se consigue pegando toda la espalda a la colchoneta, un ejercicio que se realiza al principio de la rehabilitación tomando conciencia de la posición de la columna vertebral.


Es importante empezar el tratamiento contra la hiperlordosis lo más pronto posible, ya que con el paso de los años las curvaturas de la columna se van estructurando y cada vez resulta más difícil su corrección.


Rehabilitación con ejercicio terapéutico

-Se deben trabajar muchos los músculos retroversores de la pelvis para su fortalecimiento. Los ejercicios más recomendados son:

  • Glúteos: Son los principales extensores del muslo. Su desarrollo puede obtenerse mediante las flexoextensiones de miembros inferiores en bipedestación o “sentadillas”. Suele realizarse aplicando peso sobre los hombros por medio de halteras o con la “máquina para gemelos”. En decúbito prono pueden trabajarse más específicamente realizando extensiones de la cadera con tobillo lastrado. En la máquina de prensa inclinada los glúteos se desarrollan tanto al realizar la flexión de rodillas como su extensión.


  • Abdominales: Ante individuos lordóticos se aconseja que la flexión del tronco sobre los muslos parta de 45º de flexión, con lo que se evita el efecto lordosante de los primeros grados de flexión por la tracción del músculo  psoas.


  • Isquiotibiales: Se pueden potenciar selectivamente en la máquina que está diseñada para tal fin, en la que el individuo se acuesta boca abajo con la resistencia aplicada sobre el extremo distal de las piernas.

-Ejercicios de flexibilización

  • Psoas: Ha de realizarse flexionando una cadera y manteniendo la otra en posición neutra o en extensión, semi levantada de la superficie.

  • Flexibilización de la curvatura lordótica lumbar y de los músculos erectores del raquis lumbar: Puede conseguirse forzando la flexión del tronco como al mantener durante unos segundos al final de los ejercicios de abdominales. Es preciso que el paciente  individualice esta flexión solo al segmento lumbar. Todos los ejercicios cuya posición de partida es en sedentación han de realizarse con una postura corregida e incluso en ligera cifosis lumbar.

    Puede complementarse el trabajo de flexibilización del raquis lumbar durante diversos ejercicios en los que se buscan otros fines como al desarrollar el dorsal ancho con “polea al pecho”, ya que al extender los brazos podemos estirar la columna lumbar. Esta modificación estará contraindicada cuando exista una hipermovilidad lumbar (hiperlordosis en bipedestación y cifosis lumbar en flexión del tronco).

 

El método pilates también ayuda a corregir la hiperlordosis lumbar, con algunos ejercicios  que den una estabilización de la columna en flexión como por ejemplo:

  • Hundred
  • Rolling like a ball
  • Seal
  • Roll up
  • Half roll down



Otras formas de rehabilitación para la lordosis

El masaje terapéutico es también importante  en el tratamiento fisioterapéutico de la hiperlordosis para descontracturar los músculos paravertebrales y lumbares que se ven afectados por esta curvatura lumbar aumentada.

El uso de corrientes eléctricas como TENS y Us, son de ayuda también, para relajar la zona afectada. El EMS se puede utilizar como complemento en los ejercicios de fortalecimiento de la musculatura flexora de la espina y tronco, con muy buenos resultados.


Volver arriba





Regresar de Hiperlordosis a Terapia Física