Usted está en: Inicio / Fatiga Crónica

Fatiga Crónica

bursitis


Aprenda a vencerla!


Contenido



La  fatiga crónica es un mal que puede obstaculizar el desarrollo de sus actividades diarias y va a provocar el entorpecimiento de sus rendimiento físico y metal.


La fatiga crónica es la suma del cansancio de nuestro cuerpo ante una actividad física, mas el cansancio mental, malestar emocional por un periodo de tiempo considerable.


Es un padecimiento que puede atacar a cualquiera. Solía pensarse que era un mal propio de los deportistas, hoy en día se sabe quela fatiga crónica puede atacar inclusive a quienes no tienen una actividad deportivo fuerte y regular.


Esta fatiga crónica tiende a aparecer en la vida de manera espontánea o evolucionar a  fatigas recurrentes de carácter fisiológico. Sea de la forma que sean, estas fatigas son el resultado de una mala ejecución de la practica de actividades físicas y el equilibrio emocional.


La fatiga crónica se desencadena  debido a una situación especifica, que puede ser:

  • Sobreentrenar
  • Disminuir rendimiento luego de sobreentrenar
  • Mala alimentación



Causas generales de la fatiga crónica

  • Malos periodos de descanso corporal luego del entrenamiento
  • Sobreentrenar
  • Problemas hormonales o del sistema nervioso
  • Deshidratación
  • Poca oxigenación celular
  • Niveles bajos de azúcar en sangre
  • Acumulación de acido láctico y carbónico en el músculo
  • Cambios bruscos de clima
  • Tabaquismo
  • Alcohol
  • Drogas
  • Mal dormir
  • Estrés


Lo que mas agrava este mal es que la persona sigue esforzando su capacidad física a pesar de tener síntomas de fatiga crónica

Volver arriba



Síntomas de fatiga crónica

  • Agotamiento
  • Sueño constante durante el día
  • Dificultad para levantarse por la mañana
  • Debilidad
  • Lentitud para realizar actividades de la visa diaria
  • Poca energía para llevar a cabo tareas
  • Sentimientos de tristeza y depresión



Recomendaciones para combatir la fatiga crónica

  • Baje el ritmo acelerado de vida
  • Evite la tensión y el estrés
  • Disminuya la intensidad de sus entrenamientos o sesiones de ejercicio
  • Realice chequeos médicos constantes
  • Dese una terapia de masaje
  • Hidrátese muy bien durante el día
  • Consuma muchos vegetales y frutas
  • Aliméntese con alimentos de origen animal como leche, huevos, y pescado
  • Ingiera jugos de frutas
  • Realize ejercicio de la manera correcta

Volver arriba





Regresar de Fatiga Crónica a Terapia Física