Usted está en: Inicio / Fascitis Plantar

Fascitis Plantar

fascitis plantar


Tremendo dolor!!


Contenido


¿Qué es y como se produce?



Es la inflamación de la fascia de la planta del pie o del tendón del arco del pie. Se trata de una lesión por sobreuso  que causa un dolor que puede irradiarse a todo el pie.


Puede confundirse con el espolón calcáneo que, aunque son similares, no son lo mismo.  Un espolón calcáneo es la es el crecimiento de un crecimiento óseo en el hueso calcáneo  cercano a la fascia plantar. Esta lesión puede ser asintomática y un doloroso calcáneo necesariamente se deba a un espolón.


La fascitis plantar es una de las causas más comunes de dolor en el talón.


La fascia plantar es una banda de tejido que se encuentra en la planta del pie, esta unido a los huesos de la eminencia metatarsiana, actúa como si fuera una banda de caucho entre el talón y la eminencia metatarsiana para formar el conocido e importante arco del pie.


Cuando esta banda es corta, el arco del pie será alto, más cuando es larga el resultado será lo que se conoce como pie plano (arco bajo).


A medida que la persona envejece, la fascia plantar va perdiendo poco a poco su elasticidad, la capa de grasa que existe en el talón con el fin de  absorber las fuerzas del golpe generado al caminar, se vuelve cada vez más delgada.  La lesión de la fascia plantar puede causar dolor en el talón.


La causa más común de la fascitis plantar son los músculos que pronan el pie más fuertes o contracturados, lo que lleva a una pronación prolongada del pie. Muchas veces esta pronación no es distinguible a simple vista y solo las radiografías pueden dar fe de la misma.


Dentro de las causas también cabe mencionar el pie plano o el pie cavo, junto con  otras anormalidades biomecánicas que deben ser tratadas por un terapeuta físico o biomecánico.

Volver arriba



El dolor causado por la fascitis plantar


El primer dolor que usted sienta será probablemente en la mañana, cuando apoye por primera vez en el día su talón y la planta del pie.


La mayoría de las personas describen a la fascitis plantar como un  dolor similar al que sentirían si estuvieran pasando una navaja o un alfiler en la parte inferior del pie.


El dolor empeora cuando se está de pie por mucho rato. Y aunque se este sentado por bastante tiempo, luego, al ponerse de pie nuevamente el dolor regresa en igual calidad.


En otras ocasiones, la persona puede tener dificultades para extender  el primer metatarsiano, cuando lo haga podrá ver y sentir como le es dificultoso llevarlo de nuevo a la posición inicial.  



Síntomas

  • Dolor en el talón
  • Dolor en el borde del pie
  • Dolor que mejora al poco tiempo de habar empezado a caminar, pero luego de mucho caminar el dolor empeora.
  • Sentir punzadas en la planta del pie
  • Debilidad

Volver arriba



Tratamiento en Terapia Física para la fascitis plantar

  • COCAS: Compresas calientes. Se envuelve la compresa húmeda caliente en una toalla con 4 pliegues y se coloca encima la planta del pie, por un periodo de 15 a 20 minutos. Se debe revisar la piel cada 5 minutos.

  • Hidroterapia: Baños parciales para miembros inferiores con temperatura hasta 45 grados C, baños de remolino caliente, pediluvios con temperatura entre 37grados C y 42 grados C.

  • Masaje: Para la fascitis plantar se utilizan técnicas de masaje como: roces, fricciones, presión, torsiones y sacudidas en la planta del pie, por 10 minutos aproximadamente con aceite como medio deslizante., de tres a cinco veces por día.

  • Masaje mecánico: Con rodillos utilizando técnicas como vibración,  presión y roces. Se recomienda cubrir la planta del pie con un paño para que el deslizamiento del rodillo sea más fácil y tenga mejor desplazamiento.

  • Ayudas biomecánicas como férulas.

  • Vendajes.

  • Ejercicios de estiramiento  de la fascia plantar

Volver arriba





Regresar de Tendinosis a Terapia Física