Usted está en: Inicio / Espolón Calcáneo

Espolón Calcáneo

espolón calcáneo


Espolón Calcáneo


Contenido


¿Qué es?


El espolón calcáneo es una protuberancia ósea que se localiza en el hueso del talón llamado calcáneo. Se trata de una calcificación debida a una inflamación crónica en la fascia plantar a la altura del calcáneo.
espolón calcáneo
La fascia plantar es un conjunto de tendones y tejido fibroso quese inserta en el talón o calcáneo y que se une con la base de los dedos.

En estadios crónicos, y cuando existen factores tales como sobrepeso, calzado inadecuado, hay malas posturas al estar de pie, mal apoyo al andar o se realizan esfuerzos que sobrecargan estos tejidos se produce una inflamación, la cual se termina calcificando y formando el espolón.






Síntomas


El síntoma primario de la fascitis plantar es el dolor localizado específicamente en el área de carga de peso del talón. Comúnmente es más severo durante los primeros pasos al levantarse de la cama, disminuye en cierta medida con la actividad por la distensión de la fascia, y reaparece de nuevo tras un periodo de descanso.

Rara vez hay inflamación visible, enrojecimiento, u otros cambios aparentes en la piel. Es frecuente entre personas que practican deportes, individuos con sobrepeso, personas con arco elevado o pie plano, y a menudo son mujeres con pies largos y estrechos.


Volver arriba




Tratamiento


En principio se puede tratar mediante plantillas que elevan ligeramente el talón y descargan la zona de tensión.

También las infiltraciones con corticoides en el punto de dolor son efectivas en muchos casos.

En los casos más persistentes se opta por el tratamiento quirúrgico, despegando la fascia de su lugar de origen en el talón. Algunos profesionales también extirpan la calcificación que aparece pegado al calcáneo. Hay que insistir en el hecho de que no es esa calcificación lo que duele, sino la fascia que se origina ahí.


Fisioterapia

El objetivo inicial de la terapia física es disminuir la inflamación. Luego se fortalecerá los músculos del pie para que presten soporte a la fascia plantar debilitada.

 Lo más importante es reposar y disminuir la actividad física o el ejercicio.

Crioterapia: El masaje con hielo, preferiblemente un par de veces al día o al menos una vez al final del día. Se puede llenar una pequeña botella de plástico con agua y congelarla. Hacer rodar el talón y el arco del pie sobre la botella durante unos 20 minutos proporciona masaje, estiramiento y frío.

También podemos acudir al uso de electroterapia para proveer analgesia y ayudar a disminuir la inflamación.

Se debe tomar en cuenta que cuando haya cedido la inflamación y el dolor se debe realizar ejercicios de estiramiento y fortalecimiento para así brindar protección al pie.


Otras ayudas que podemos tomar en cuenta son:

  • Taloneras y ortesis: Existe una gran variedad de almohadillas para el talón o taloneras, y generalmente son muy útiles. Los soportes blandos, con una almohadilla en el talón son los más eficaces y baratos. Están especialmente indicados en individuos con pie plano o con pronación del antepié.


  • Calzado: Los zapatos con tacón bajo, blando y amplio, y con suela relativamente rígida proporcionan la máxima comodidad y protección. El calzado deportivo es recomendable.


  • Vendajes: La aplicación de tiras de esparadrapo en toda la longitud de la fascia plantar puede ser muy eficaz, especialmente para el dolor agudo y la actividad deportiva. Al principio debe aplicarse a diario.


  • Férulas nocturnas: Las férulas nocturnas mantienen el pie extendido a nivel del tobillo, y son un método eficaz de tratamiento.


  • Yesos: En casos extremadamente agudos o resistentes, la colocación de un yeso de marcha corto durante tres a seis semanas aliviará y ocasionalmente solucionará el problema.


  • Cirugía: Rara vez está indicada. Sin embargo, tras 6 a 12 meses de tratamiento conservador, una liberación quirúrgica parcial de la fascia plantar puede estar indicada. La recuperación tras la intervención generalmente es lenta, a menudo no produce una curación completa, y puede presentar algunas complicaciones.


Volver arriba





Regresar de Espolón Calcáneo a Terapia Física