Usted está en: Inicio / Corrientes Interferenciales

Corrientes Interferenciales

terapia fisica

Electricidad Terapéutica de grandes beneficios


Contenido


Definición


Las corrientes interferenciales son corriente de mediana frecuencia, alternas, rectificadas o no, con una frecuencia superior a los 1000 Hz.


Las interferenciales clásicas proceden de una portadora con corrientes alternas, sinusoidales de media frecuencia, en dos circuitos eléctricos que se cruzan, se mezclan o interfieren entre sí.


Entre ambos circuitos tiene que existir una diferencia de frecuencias de ± 250 Hz para obtener una nueva frecuencia equivalente a la diferencia  entre las originales debido al efecto de interferencia o batido.


Las ventajas de la aplicación de corrientes interferenciales consiste en  que Mediante el empleo de la mediana frecuencia, se busca aplicar intensidades importantes sin que el paciente manifieste molestias al paso de la corriente y hay disminución de la impedancia de los tejidos al paso del estímulo eléctrico.

Volver arriba


Fenómenos de las corrientes interferenciales


1-Efecto Gildeimeister


De acuerdo a Lullies, la mitad negativa del ciclo de corriente tiene mayor efecto hipopolarizante sobre el potencial de membrana que la mitad positiva.  Después de cada ciclo de corriente alterna, la diferencia de potencial disminuirá ligeramente aproximándose al valor umbral.


Después de un cierto número de ciclos -tiempo efectivo-, se llega al valor umbral, produciéndose la despolarización de la fibra nerviosa.


Cuanto más alta la intensidad más corto el “tiempo efectivo”.


Este fenómeno constituye el principio de sumación.



2-Inhibición de Wedenski

Fenómeno que explica las causas por las que a un músculo que se le suministra corriente alterna de frecuencia media (interferencial), se contrae cada vez menos acabando por no contraerse.

Si durante la estimulación uno o más impulsos coinciden con el período refractario, la repolarización de la fibra nerviosa dentro de ese período resulta más difícil o imposible.


La fatiga de la placa motora terminal aumenta al elevarse la frecuencia de la estimulación eléctrica indirecta.


Para prevenir este fenómeno es necesario interrumpir la corriente de frecuencia media después de cada despolarización.


Modulación de las corrientes interferenciales

  • Modulación sinusoidal:  corresponde a las interferenciales clásicas.
  • Modulación cuadrangular:  usada para el fortalecimiento muscular.
  • Modulación triangular:  empleada en el tratamiento de las denervaciones periféricas.


Modulación de la amplitud (AM)

  • Se denomina así  al aumento y disminución rítmicos de la intensidad, para permitir la repolarización .

  • Implica que la frecuencia es fija, solamente se están generando cambios o modulaciones en sentido vertical


Modulación de la AMF

  • Las distintas AMF producen sensaciones diferentes en el paciente, de forma que la corriente puede adaptarse a la sensibilidad y la patología de los tejidos tratados.

  • La elección de la AMF tiene gran importancia terapéutica.

  • Puede ajustarse según se requiera, dependiendo de la naturaleza, el estadío, la gravedad y la localización del trastorno.

  • Se aconseja emplear una AMF alta , 80-200HZ, en problemas agudos con dolor intenso e hipersensibilidad, o si el paciente siente temor hacia la estimulación eléctrica.

  • La AMF baja, inferior a los 50 hz es usada para problemas subagudos o crónicos, produciendo  contracciones musculares.





Efectos Fisiológicos de las corrientes  interferenciales

  • Transformación de la energía eléctrica en térmica por el efecto Joule, aún en el caso de que no se perciba por no alcanzar a estimular el umbral de los termorreceptores.

  • Producción de suaves fenómenos fisiológicos.

  • Aumento del metabolismo.

  • Vasodilatación.

  • Licuefacción del ambiente intersticial.

  • Mejora del trofismo.

  • Efectos sensitivos, motores y energéticos

Volver arriba



Indicaciones de las corrientes Interferenciales

  • Potenciación muscular.

  • Relajación muscular.

  • Elongación muscular.

  • Bombeo circulatorio.

  • Analgesia en dolores de origen químico, mecánico y neurálgico.

  • Desbridamientos tisulares, fundamentalmente en los inicios de la proliferación del colágeno.

  • Liberaciones articulares, en los estadíos de proliferación de adherencias.
  • Eliminación de derrames articulares (ni agudos, ni sépticos).

  • Distrofia simpático refleja.

  • Movilización intrínseca e íntima de las articulaciones vertebrales.

  • Aumento y mejora del trofismo local por aporte energético.





Contraindicaciones


  • Roturas tisulares recientes si se aplican con efecto motor.

  • Procesos infecciosos.

  • Procesos inflamatorios agudos.

  • Tromboflebitis.

  • Procesos tumorales.

  • Zonas que puedan afectar el proceso de gestación.

  • Implantes de marcapasos, dispositivos intrauterinos o cualquier otro dispositivo eléctrico o metálico instalado en forma intracorporal.

  • No invadir corazón con el campo eléctrico.

  • No invadir SNC o centros neurovegetativos importantes.

  • Cuidado con zonas de osteosíntesis o endoprótesis.

Volver arriba






Regresar de Corrientes Interferenciales a Terapia Física