Usted está en: Inicio / Corrientes Galvnicas

Corrientes Galvnicas

corrientes galvanicas


El Galvanismo


Contenido


¿Que son las corrientes galvánicas?


Es una corriente de flujo constante, sin cambios de polaridad y superior a las fuerzas iónicas y moleculares.


Se denomina corriente continua o galvánica.


Su paso por el organismo humano a través de la piel, mediante el uso de electrodos provoca que la materia viva se comporte como un conductor de segundo orden.


Provoca cambios químicos a nivel orgánico.



Fenómenos químicos del galvanismo

  • Con el Ánodo:

    Oxidación.  Los aniones (-) reaccionan con el oxígeno, con otros elementos o con el electrodo ánodo, haciendo que el componente resultante pierda electrones.

    Los electrones abandonan por el electrodo la disolución y al ion que los contenía.

  • Con el Cátodo:

    Reducción.  Los cationes (+) al reaccionar con determinados elementos o con el electrodo cátodo, sufren un aumento de electrones.

    Los electrones penetran a través del electrodo en la disolución asociándose a los iones.

Volver arriba



Efectos polares de la corriente galvánica


Bajo el ánodo:

  • Reacción ácida
  • Oxidación (perdida de e-)
  • pH bajo
  • Liberación de protones
  • Concentración de aniones no metales
  • Quemadura acida-seca-coagulada
  • Coagulación
  • Anaforesis
  • Vasoconstricción
  • Sedación
  • Nivel de polarización bajo de membrana
  • Actividad metabólica baja
  • Absorción de calor
  • Abundancia de iones negativos (Cl-OH)
  • Se aplica en procesos de inflamación


Bajo el cátodo

  • Reacción alcalina
  • Reducción(aumento de electrones)
  • pH alto
  • Concentración de cationes metales
  • Quemadura alcalina-húmeda-blanda
  • Vasodilatacion
  • Irritación
  • Nivel de polarización de membrana alto
  • Actividad metabólica alta
  • Liberación de calor
  • Abundancia de iones positivos (Na+, K+, Ca++, H30+)
  • Se aplica en procesos de “Osis”



Dosificación


La dosis se establece entre un mínimo de 50 µA/cm2 y un máximo de      1 mA/cm2 .

El galvanismo produce distintas sensaciones en cada paciente, el cual puede no percibir nada y al retirar los electrodos la zona de estimulación puede haber sufrido quemadura.

Debe calcularse la dosis según los centímetros cuadrados del electrodo más pequeño.

Volver arriba




Técnicas utilizadas para aplicar la corriente galvánica

  • Baño galvánico: Se practica en todo el cuerpo o grandes zonas de él. Las sesiones suelen durar entre 10 a 20 minutos, con el agua a 34°C.
    En los tratamientos en que se aprovecha el efecto descendente de la corriente galvánica el paciente refiere somnolencia, pesadez, sedación y dificultad para realizar tareas que requieran de su total atención (conducir por ejemplo).

  • Electrólisis: Se emplea en la depilación eléctrica, consiste en alterar la estructura química de la materia que rodea al electrodo hasta el punto de destruirla por quemadura electrolítica.
    Se emplean dos electrodos.  El activo que es el cátodo posee forma de aguja que se aplica sobre la zona a quemar.

  • Iontoforesis: Mediante la corriente galvánica se introduce medicamento a través de la piel, basándose en el efecto de electroforesis, consistente en el rechazo de iones de la misma polaridad que el electrodo.

  • Hiper – hidrosis: Tratamiento de la sudoración exagerada y localizada en algunas zonas del organismo, principalmente en plantas de manos y pies.

    Se introducen los segmentos corporales afectados en cubetas de agua potable, empleando un electrodo de goma conductora en cada recipiente.  Nunca se emplean electrodos metálicos. En los procesos con sudor ácido (pH bajo) el cátodo (-) resultará más eficaz.
    En los casos de sudor alcalino, el ánodo (+) será el más adecuado.

    La intensidad dependerá mucho del electrodo más pequeño, tratando de que circule la dosis recomendada de 0.15 a 0.2 mA/cm2.
    En este caso no es fácil calcular la superficie dado que el contacto del agua con la piel, será el tamaño del electrodo.

Volver arriba




Contraindicaciones y precauciones

  • Endoprótesis y osteosíntesis: Dada la conductividad de los metales, se acumularán en él cargas eléctricas que lo convertirán en un pseudoelectrodo.
    Los metales son buenos conductores y no oponen resistencia por lo que no existe el riesgo de quemadura por acumulo de calor en él.

  • Marcapasos: Aparatos de precisión, necesarios para el control cardíaco.
    Debe evitarse que el ritmo de los impulsos producidos por él se vea afectado por cualquier interferencia eléctrica.
    Si la cubierta del marcapasos es metálica, deben tomarse en cuenta las indicaciones mencionadas para los metales.

  • Problemas cardíacos: Cuando el sistema generador de impulsos cardíacos se encuentra afectado por diversas patologías, la influencia de campos eléctricos puede alterar el ritmo y la aparición de extrasístoles o ausencias extemporáneas de latidos.

  • Embarazo: Se contraindica la aplicación de todo tipo de corrientes con el fin de influir lo menos en el proceso de gestación.

  • Tumores malignos: Los procesos electroquímicos generados por la aplicación de la corriente, pueden contribuir a un mayor descontrol del metabolismo y reproducción de las células malignas, favoreciendo el proceso patológico

  • Tromboflebitis: El trombo puede aumentar de tamaño.

  • Precaución en zonas próximas a glándulas endocrinas: En el tratamiento debe tenerse en cuenta su proximidad para no provocar efectos a nivel general que no son buscados ni deseados.

  • Piel en mal estado o con heridas: La presencia de lesiones en la piel provoca concentración excesiva de la energía eléctrica, con el riesgo inminente de quemadura.

  • Alteraciones de la sensibilidad del paciente: Debe observarse cuidadosamente la respuesta neurovegetativa del paciente a la aplicación de la corriente.  Si el paciente no puede responder a las alteraciones electroquímicas se corre el riesgo de quemaduras.

  • Precauciones ante respuestas neurovegetativas exageradas:  Observar si el paciente durante las primeras sesiones hace una respuesta alérgica ante el galvanismo o si las respuestas neurovegetativas generalizadas o locales son exageradas.  Por esto se recomienda siempre que las primeras sesiones sean con dosis bajas y tiempos cortos.

Volver arriba





Regresar de Corrientes Galvanicas a Terapia Física